Una joven de 20 años que realizaba tareas de limpieza en el Municipio dijo que el funcionario Reinaldo “Nano” Pastor le dio mil pesos y le dijo que «ella tenía que darle algo de su parte».

El intendente de la localidad puntana de Estancia Grande, Reinaldo “Nano” Pastor, fue denunciado por acosar sexualmente a una joven que realizaba tareas de limpieza en dicho Municipio. En la denuncia consta que el funcionario le ofreció plata para tener relaciones sexuales y que además habría abrazado e intentado besarla.

La semana pasada una joven de 20 años de edad denuncio por acoso  en la Comisaria de Estancia Grande al Intendente de Unidad Justicialista.

Según dice la denuncia, el 13 de noviembre le pidieron a la víctima quien desempeñaba su labor en el municipio que fuera al sector de costura a acomodar una ropa y allí se encontró con un empleado llamado “Cacho”, quien le indicó que prendas había que ordenar y luego se retiró, dejándola sola. 

Según consta en la exposición policial que hizo un día después, el intendente se acercó, la tomó de la mano y le dijo “vení que tengo un regalito para vos”. Le abrió el puño y le entregó un billete de $1.000.-

Más allá de no recordar las palabras exactas por “los nervios”, explicó que por ese dinero debía “entregar algo de su parte”. Seguidamente, la abraza e “intenta dar un beso” pero logró soltarse y decir que no.

 

“Sentémonos a hablar, que la diferencia de edad no impida tener una relación, fíjate, pensalo y después decime”, fueron las palabras elegidas por el dirigente del Partido Unión y Libertad (PUL) y ex ministro del Campo para seguir insistiendo.

 

Luego de que se retiró Pastor de la habitación, la joven se puso a llorar, terminó su turno y se retiró. El miércoles 14 regresó a su trabajo y presentó la renuncia.

 

La primera que se enteró de esta noticia fue la madre de la joven que se dirigió hasta la oficina del intendente para preguntar qué había ocurrido. Le “ofreció disculpas” pero la chica afirmó que “nunca quiere cruzarse con él por temor a lo que pueda pasar”.

 

Un familiar de ella, Marisol Funes, indicó que “no es la primera vez que suceden este tipo de abusos por parte de Pastor” y que “otras chicas ya lo sufrieron”.

 

Para el próximo viernes tienen planeado realizar una marcha hasta el edificio municipal.