Adolfo volvió a jugar para Cristina, no bajó al recinto y la sesión para tratar el desafuero de la ex mandataria no se pudo realizar.

A la hora de la sesión en sus bancas solo estuvieron sentados los senadores de Cambiemos (estuvieron 24 de sus 25 miembros; el único ausente fue el correntino Pedro Braillard Poccard), la neuquina Lucila Crexell y el santafesino Carlos Reutemann. Ningún legislador del PJ o de otros bloques opositores bajaron al recinto a dar quórum.

Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, dijo a Clarín: “Quiero dejar absolutamente claro que la posición nuestra es que no somos parte de ningún pacto de silencio y que estamos en contra de que las cosas no se traten nunca para proteger a otros colegas. Queremos que quede claro que no estamos en eso y damos testimonio de eso”.

Pinedo, además, subrayó que desde el Senado se le habían enviado notas al juez y al Tribunal Oral Federal 8 y que se había consultado a expertos antes de buscar tratar en el recinto el pedido de desafuero de la ex presidenta.